Educando a nuestros hijos con amor

¿Somos capaces de criar a nuestros hijos con plenitud? No es fácil formar a un ser humano y contribuir de forma plena en su vida, pero enseñarles a ser capaces de amar y ser amados es fundamental, una tarea que requiere mucha responsabilidad y un entrenamiento previo en nuestras propias vidas.

Por eso hoy os quiero dejar unas sugerencias para que os ayuden a tener un poco más claro cómo hacerlo.

Educando con amor, guía para padres Clic para tuitear

Regálales entender la grandeza de la vida

La vida nos autoriza a ser vulnerables, y a la vez, nos facilita el amor como medio para no sentirnos inseguros ante lo desconocido. Compartir con tus hijos esa forma de entender y disfrutar la vida, les facilita tener herramientas cuando sientan miedo, angustia o dolor.

Además, sabrá que todas estas emociones pertenecen a su crecimiento. Un crecimiento donde podemos gozar del potencial que nos permite no sentirnos desconectados con nuestro verdadero YO, y por ende, nunca pensar que estamos solos ante el mundo.

Ayúdales a expresar sus propias emociones

Tus hijos aprenderán experimentar cada una de las emociones con las que vivimos los seres humanos, tanto positivas como las que tenemos concebidas socialmente como “menos buenas”.

Debemos recordar que las emociones en nuestro día a día nos enriquecen, por lo que explicarle que todas son normales y que a veces se apoderan del cuerpo es necesario para su crecimiento emocional.

Enséñales a cuidarse y tener conciencia de las personas que le rodean

Es estupendo que se conviertan en parte activa en las tareas del hogar. De esa forma comenzarán a sentirse responsables y, a su modo, autosuficientes. Sentirán que valen y que se respetan a sí mismos y a las personas que le rodean. Fomentar el trabajo en equipo.

Podemos compartir con ellos la importancia del cuidado corporal y que el cuerpo es un elemento a cuidar. Cuando asumimos desde pequeños que nuestro cuerpo es algo más que un medio físico, logramos sacar  todo nuestro potencial. Y estar en equilibrio  cuando comenzamos a rozar la madurez.

Crea un ejemplo constante a su alrededor

Tú también debes llevar a cabo todo aquello que quieras que tu hijo logra, eso de ‘predicar con el ejemplo’. No podemos pretender que conecte con la familia en la cena y mantenga una conversación, cuando tú no quitas el móvil de la mesa.

Debemos ser cautos y entender que antes de que ellos aprendan a respetar, primero tienen que ver que nosotros también respetamos, somos puntuales, tenemos hábitos y nos movemos en el amor.

Si no das el ejemplo en la educación de tus hijos, no habrá resultados Clic para tuitear

Enséñales a ser agradecidos

Los seres humanos nos caracterizamos por ser sociables, y en consecuencia disponer de todas las herramientas posibles para ayudar al prójimo buscando nuestro y su bienestar. Decir “gracias” y “por favor” es una muestra de educación, y un gran regalo en nuestro día a día.

A la hora de educar a tus hijos, compartir con ellos la importancia de ayudar es vital para poder fomentar su lado humano, en definitiva su esencia y grandeza como persona. Aprenderá también la importancia de la cooperación y a ver el egoísmo como algo que debe quitar de su vida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *