Escuela para padres: la importancia de los valores en la educación infantil

Educar a nuestros hijos es una tarea compleja, diaria y que, en realidad, no acaba nunca. No siempre es fácil acercarse a los niños y adolescentes y comprender sus necesidades o saber enseñarles valores. En este sentido, los progenitores salen beneficiados si asumen que no lo saben todo. La escuela para padres también es necesaria para que la educación infantil sea completa y la familia más feliz.

¿Podemos delegar en la escuela la educación de valores? Clic para tuitear

La pedagogía empieza en casa

La primera escuela, la primordial, la tenemos en casa. Son los padres quienes deben asegurarse de que sus hijos reciban una educación en valores. Esta no debe delegarse a los profesionales del colegio o el instituto, sino que debe formar parte de la enseñanza que los niños reciben en casa.
En ocasiones, vemos que los padres exigen al sistema educativo y al profesorado ciertas funciones que no les corresponden. La educación reglada del colegio o el instituto es una herramienta dirigida a educar en conocimientos elementales, pero los valores morales, éticos y cívicos, aunque se pueden tratar en la escuela de manera indirecta, no son materia lectiva. Estos valores quedan en manos de los padres.

¿Cómo pueden los padres educar en valores a sus hijos? Lo explicamos aquí. Clic para tuitear

Desde el primer día, pedagogía

Tolerancia, honestidad, empatía, bondad, responsabilidad, respeto, así como higiene, orden o cordialidad son valores imprescindibles para el desarrollo de los niños y los adolescentes. Son habilidades y aptitudes que les permitirán vivir en sociedad, compartir el espacio personal y plural, y desarrollarse como adultos responsables y cívicos. Estos valores no se aprenden con la teoría, que sirve para saber qué son y por qué son necesarios. Como de verdad se convierten en parte de la personalidad de los niños es con el ejemplo práctico.
No hay mejor educación en valores que la que se adquiere «casi sin darse cuenta». Esa es la educación que los padres dan a sus hijos dando ejemplo de comportamiento. Desde que tienen edad para captar su entorno, los niños están absorbiendo lecciones de sus mayores referentes: sus padres. Construyen su personalidad y su moralidad a partir de lo que les rodea. Por eso, educar en valores requiere conciencia de los actos propios y conciencia de que los hijos están siempre observando.

Los niños agresivos requieren más esfuerzo

La educación en valores es imprescindible para un desarrollo emocional adecuado y sano para los niños yadolescentes. La mayor parte de los casos de niños agresivos surge de una educación sin límites, en la que los pequeños hacen y toman lo que quieren o lo consiguen mediante el pataleo, el grito o, incluso, la violencia física. En casos así, los padres debemos estar especialmente preparados tanto para evitarlo como para corregirlo. ¿Sabemos cómo hacerlo?

Los niños aprenden valores directamente observando a sus padres. ¿Cómo asegurarnos de hacerlo bien? Clic para tuitear

Aprender valores es mucho más que educación infantil

Todas las personas evolucionamos y podemos cambiar nuestra actitud. Los niños lo hacen desde la base más elemental, pero los padres, a veces, necesitan cierta guía para saber cómo hacer llegar los valores a sus hijos, para adquirir los nuevos o para corregir otros antiguos. La educación en valores es un camino que siempre podemos seguir recorriendo y la escuela para padres es una herramienta fundamental para conseguir nuevas metas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *