Jornada escolar: ¿continua o partida?

Hay temas que llegan a mi consulta, algunos preocupan más que otros entre los padres que recibo, entre ellos, el que se centra en la jornada escolar: ¿continua o partida?

Hasta hace no tanto, en España primaba la jornada partida. Hoy, la balanza está igualada, pero en general, son más las comunidades en las que las escuelas públicas siguen una jornada continua, aunque la población escolar total afectada por un tipo u otro de jornada es muy similar.

Por qué recomiendo la jornada escolar continua

  • La jornada continua permite poder aprovechar mejor las horas libres de los niños: Algo tan sencillo como que los niños puedan irse a una actividad (deporte, música, idiomas, cumpleaños) con los deberes hechos o la lección repasada, y no tener que retrasar esto hasta última hora de la tarde cuando los niños están demasiado cansados.
  • La jornada continua otorga flexibilidad, lo que permite adaptarla a las necesidades de cada familia. Las familias tienen diariamente tres opciones para la salida de los niños del cole, a las 14:00, a las 15:30 o a las 17:00 horas; y la reducción del absentismo, especialmente en el caso de los niños más pequeños, que se duermen después de comer, que se produce al tener que ir solo una vez al centro escolar.
  • La Jornada continua favorece al desarrollo de las actividades extraescolares una forma nueva, sugestiva y original de prolongar y entender el aprendizaje fuera del ámbito escolar. Unas extraescolares que deberían ser en todo caso gratuitas, para no caer en la discriminación del alumnado en función de sus posibilidades económicas.
Por qué recomiendo la jornada escolar continua Clic para tuitear

Más ventajas

  • Los estudiantes rinden más y mantienen mejor la atención con la jornada continua. Cuando mejor se rinde es a primera hora de la mañana.
  • Los niños quedan liberados del colegio a mediodía y disponen de toda la tarde, para jugar y para estar con su familia.
  • Los colegios están obligados a permanecer abiertos para los alumnos también por la tarde (con actividades extraescolares), por lo que los padres que quieran dejar a sus hijos en horario ampliado pueden seguir haciéndolo.
  • Los profesores podrían dedicar las tardes a atender a los padres y a formación, al concentrar la docencia en las horas de la mañana.
  • Es más cómoda para las familias en las que alguno de los padres no trabaja o dispone de reducción de jornada, puesto que no hay que hacer dos viajes de ida y vuelta al colegio, sino uno al día.
  • Al haberse reducido las becas de comedor, muchos padres ya no pueden permitirse dejar a comer a sus hijos en el colegio.
La jornada escolar continua permite poder aprovechar mejor las horas libres de los niños Clic para tuitear

¿Existe una alternativa mejor?

No hay ningún estudio de carácter científico que avale que una alternativa es mejor que la otra; o que una de ellas conlleve mejoras significativas en la calidad de la enseñanza. Por lo tanto, no se puede afirmar que un modelo sea mejor que otro, pero debido a la experiencia con los niños que llegan a mi consulta, puedo hablar del nivel de satisfacción de profesorado o de familias con el rendimiento de los niños que acuden a la jornada escolar continua.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *