Las emociones sí importan en la educación

Las emociones sí importan en la educación. La educación emocional infantil enseña a los niños a controlar y a gestionar sus emociones. Cuando trabajas las emociones en clase consigues que tus alumnos estén más motivados y les ayudas positivamente en su desarrollo intelectual.

La educación y el aprendizaje de los niños es una de las principales preocupaciones de los padres y también de los maestros. Es importante que los alumnos vayan adquiriendo conocimientos académicos, sin dejar de lado otros tipos de aprendizajes como es la gestión de sus sentimientos. La educación emocional la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones.

Es muy importante que los niños aprendan a identificar y gestionar sus emociones. Los niños tienen que aprender a pensar antes de actuar, a controlar su agresividad y su ira, a identificar por ejemplo cuando están tristes o contentos, y todo esto se consigue educándolos emocionalmente desde pequeños. Solamente así serán más felices y sabrán adaptarse a las diferentes situaciones por las que les irá llevando la vida.

La educación emocional es importante para el niño porque:

 

  • Serán alumnos cognitivamente más eficaces, tendrán más concentración y menores interferencias afectivas.
  • Supondrá un ingrediente relevante en su éxito personal y profesional.
  • Aumentará su motivación, su curiosidad y las ganas de aprender.
  • Amplía la agudeza y profundidad de la percepción e intuición.
  • Los niños serán emocionalmente más felices.

 

Cómo trabajar la educación emocional en el aula

La inteligencia emocional no es innata de los niños. Se consigue a través de las vivencias y de las relaciones, de ahí que sea tan importante el papel de los padres y, también, de los maestros en su desarrollo emocional. En clase primero deberás establecer el momento adecuado para trabajar las emociones y después tendrás que marcarte unos objetivos.

Estas son algunas actividades que puedes desarrollar en el aula para trabajar la educación emocional:

  • Busca actividades para trabajar la conciencia corporal y comparar con las emociones, por ejemplo, sentir mariposas en el estómago. De esta manera los alumnos toman conciencia de la relación que existe entre el cuerpo y las emociones.
  • Realiza actividades de relajación que permitan al alumno calmarse y eliminar el estrés.
  • Pon en práctica ejercicios dirigidos, por ejemplo, saltar para liberar las emociones y parar para encontrar el equilibrio.
  • Invita a tus alumnos a expresar sus emociones, que reconozcan las suyas y las de los demás. Esta actividad se puede hacer a través de la relación de las emociones con los colores.

Educación emocional a través de los juegos educativos

Los juegos son una herramienta de trabajo muy importante para los maestros. Te ayudan a que los niños aprendan y, además, permiten que identifiquen sus sentimientos.

 

  • Emotiblocks: es un juego galardonado con cuatro Premios a Nivel Internacional que podrás utilizar con niños a partir de los 2 años. Está compuesto por 6 personajes a los que los niños pueden asignarles diversas personalidades con las piezas de cabezas que representan diferentes emociones, pelos y cuerpos intercambiables. Son unos juegos que además de trabajar la inteligencia emocional, también desarrolla los hábitos saludables y los valores.

 

 

  • MindFul KIDS: es la herramienta perfecta para profesores. Este juego educativo desarrolla el programa de Mindfulness más completo para practicarlo con los niños en clase. Dispone de una peonza que es el centro del juego para poner en funcionamiento los diferentes ejercicios. Se pueden realizar 36 actividades combinando el juego real con el interactivo. Con MindFul KIDS se consigue un mayor equilibrio emocional y psicológico.

 

Incluir la educación emocional entre los objetivos didácticos de los maestros es muy importante para los niños. Vuestro trabajo debe de estar reforzado por los padres desde casa y por los juegos educativos,  para que la educación emocional del niño sea un éxito.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *