Los efectos negativos de evitar un divorcio por los niños

Hoy por hoy existen multitud de estudios que certifican que los hijos de padres separados viven el divorcio como un proceso complejo. Y aunque ya no quieras a tu pareja o mantengas una relación tóxica, puedes llegar a descartar esta posibilidad por miedo a hacerles daño a tus hijos.

Sin embargo, esta es una decisión errónea aunque consigas fingir una aparente y feliz normalidad delante de ellos. Una de las claves más importantes en la educación infantil es saber aceptar los cambios que se presentan, para así poder aprender de ellos y salir fortalecido. Como progenitor, tus hijos toman el modelo de ejemplo que les prestas.

Te explicamos por qué es mejor el divorcio a un mal matrimonio Clic para tuitear

Asimismo, existen circunstancias en las que los niños pueden verse envueltos en una atmósfera negativa o en un entorno violento y perjudicial para ellos.

¿Por qué es mejor la separación?

Aunque una separación puede ser traumática para tus hijos, también puedes hacerlo sin perjudicarlos . Para ello, es esencial que no discutas con tu pareja cuando los niños están presentes y que, llegado el momento, les comuniquéis la noticia juntos, haciendo hincapié en que la ruptura no cambiará vuestro amor de padres hacia ellos.

 

A continuación, te enumeramos algunas de las razones por las que no es sano mantener un matrimonio por los hijos:

 

Todos sufrís

Aunque los niños no te lo digan, se dan cuenta de muchas cosas. Puede que no tengan edad para entender exactamente lo que ocurre, pero saben distinguir la felicidad verdadera de la fingida.

Los niños toman ejemplo

Tus hijos aprenden de lo que ven en casa, y pueden asimilar que estar con personas que no las quieren es normal o que está bien tolerar ciertos comportamientos negativos.

Te enumeramos las desventajas que pueden sufrir los niños cuando sus padres no son felices Clic para tuitear

Malas conductas

A lo largo de un mal matrimonio se pueden producir muchas discusiones y faltas de respeto de las que tus hijos se pueden percatar. Estas disputas provocan un ambiente nocivo que puede perjudicar mucho al desarrollo emocional de tus hijos.

Sentimiento de culpabilidad

Tus hijos pueden, fácilmente, caer en el error de creer que la infelicidad de sus padres es culpa de ellos. Especialmente, si tanto tu pareja como tu pretendéis que todo vaya bien delante de ellos.

Tristeza constante

Es muy común que tus hijos desarrollen un grado de tristeza cuando se encuentran en casa, y que lo único que se consiga es que ninguna de las partes que estáis implicadas sea verdaderamente feliz.

Te contamos por qué la separación puede ser beneficiosa para los niños Clic para tuitear

Una educación infantil confusa

Otra de las desventajas de no separarte por tus hijos es que esta decisión puede causar muchos desajustes en el desarrollo de los niños, especialmente si en algún punto se ven en medio de las disputas.

En conclusión, aunque un divorcio pueda ser difícil, es peor mantener un mal matrimonio por miedo a hacerles daño a tus hijos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *