, ,

Uso saludable de las nuevas tecnologías

Muchos pequeños pasan largas horas frente a las pantallas / nuevas tecnologías. Expertos afirman que los papás deben tomar medidas para evitar que se vuelvan dependientes y tengan una vida sana.

 

Educacion-tecnologia

 

María ya no sabe qué hacer para evitar que Julia, su hija de 2 años, le pida el teléfono móvil todo el tiempo. “Cada vez que me ve con él me lo quita o incluso me lo saca del bolso. Además, me aterra la facilidad con que lo maneja para la edad que tiene”, dice la madre. El caso de Julia no es aislado, pues la mayoría de niños del siglo XXI ha nacido en la era de las nuevas tecnologías y entra en contacto desde muy temprano con los smartphones, las tabletas y otros dispositivos móviles. Sin embargo, a muchos papás les preocupa que pasen tanto tiempo frente a las pantallas y que esto afecte su desarrollo y su salud.

El otro día en una escuela de padres, me hicieron una pregunta en relación a si había algún estudio que nos marcara qué tiempo máximo debería un niño utilizar la Tablet / videoconsola u otros elementos tecnológicos como modo de pasar el tiempo.

Hay muchos estudios al respecto y cada uno de ellos con una visión diferente, pero os copio lo que recomienda el experto Michael Grose para que los papás controlen el tiempo que pasan sus hijos frente a las pantallas.

0-3 años: es preferible mantenerlos alejados de los aparatos, pues es un periodo crítico del desarrollo del cerebro y lo más importante es la interacción con otras personas. La AAP recomienda que los papás les permitan entrar en contacto solo a partir de los 2 años.

3-6 años: recomienda máximo una hora diaria. Aquí pueden empezar a usar las aplicaciones y juegos educativos dado que es el momento en que aprenden a hablar y a leer. Los papás deben acompañarlos en este proceso.

6-9 años: no deben usarlos más de dos horas diarias. En esta etapa previa a la adolescencia es indispensable que los niños no dediquen la mayor parte de su tiempo libre a jugar con estos aparatos y que eso no interfiera con sus tareas escolares.

9-12 años: durante esta etapa los papás deben cerciorarse de que no visiten sitios inseguros ni contenidos para adultos. Además, es el momento en que los pequeños deben aprender a distinguir las diferencias entre el mundo virtual y el real.

12+ años: aunque en la adolescencia ya deben ser más autónomos, es importante que los papás les enseñen los riesgos de los medios virtuales para que no se equivoquen y manejen bien su tiempo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *