Soy Padre, qué hago frente al bullying

El papel de los padres

Qué deben hacer los padres cuando su hijo es acosado o acosador en la escuela

Bullying es una palabra que se ha ido instalando en nuestro vocabulario. Su significado es acoso y puede darse desde muy niños, en escuelas y colegios.

El acoso escolar se produce cuando uno o varios niños agreden, insultan, humillan o ignoran a otro. La víctima generalmente padece el sufrimiento en silencio, por lo que es importante que los padres y madres estemos atentos a las señales o alertas de un posible caso de bullying.

Cuando tu hijo está siendo acosado

En el caso de que los padres sospechen de que su hijo es víctima de bullying, la acción principal es establecer un canal de comunicación y de confianza con tu hijo para que se fíe y quiera hablar contigo acerca de todo lo bueno y lo malo que está viviendo. Si tu hijo es una víctima,  comprometete a ayudarlo a resolver este problema. Dile que no es el culpable de esta situación. Despeja todas las situaciones por las que pueda sentirse culpable y haz todo lo posible para que no se sienta abandonado.

Siéntate junto a tu hijo y hablad mucho del tema. Házle sentir que está protegido, sin estimular la dependencia. Intenta seguir estos consejos

1. Investiga en detalle lo que está ocurriendo. No interrumpas cuando se suelte a hablar. Deja que se desahogue. Está pasando por una situación muy dolorosa.

2. Ponte en contacto con el profesor de tu hijo, con la dirección del colegio y con el jefe de estudios para alertarlos acerca de lo que ocurre, y pide su cooperación en la investigación y en la resolución de los hechos.

3. No lo estimules a la agresividad o al sentimiento de venganza. Empeoraría la situación.

4. En el caso de que el acoso continúe, prepárate y no descartes ponerte en contacto con un abogado.

5. Dependiendo del grado de ansiedad y de miedo en el que esté envuelto tu hijo, tienes que llevarlo a un psicólogo para ayudarle a que supere este trauma. Pero no te olvides que la mejor ayuda, en esos casos, es la de la familia, eres tú.

6. Demuestra determinación y positivismo.

Cuando es tu hijo quien acosa

Es muy difícil para muchos padres reconocer algo negativo en la conducta de sus hijos, por eso es muy importante, cuando se detecta el caso, trabajar directamente con la escuela para resolver este problema, ya que normalmente el problema de una mala conducta suele crecer rápidamente. Lo que jamás deben hacer los padres es usar la violencia para reparar el problema.

Es un camino largo, pero estos consejos pueden ayudarte a llevar la situación a un lado positivo:

1. Hazte preguntas, como por ejemplo: por qué tu hijo es un acosador.

2. Habla con los profesores, pídeles ayuda, y escucha todas las críticas sobre tu hijo, sin reaccionar.

3. Acércate a los amigos de tu hijo y observa qué hacen, dónde se mueven, sus aficiones.

4. Habla confiadamente tu hijo. Los niños necesitan sentir que sus padres les escuchan.

5. No culpes a los demás de la mala conducta de tu hijo.

6. Colabora con el colegio dando seguimiento al caso y registrando las mejoras.

7. Canaliza la conducta agresiva de tu hijo hacia algún deporte de competición, por ejemplo.

8. Señala a tu hijo que la conducta de acoso no está aceptada por la familia.

9. Establece normas, dile qué ocurrirá si el acoso continúa.

10. Practicar buenas conductas junto a él.

11. Mantén la calma y procura saber como ayudar a tu hijo, pero no ignores lo que pasa. Es grave.

12. Ayuda a tu hijo a manifestar sus insatisfacciones sin agresión.

13. Demuestra a tu hijo que le sigues amando tanto o más que antes. Pero que no te gusta y no apruebas su comportamiento.

14. Anímale a que reconozca su error y a que pida perdón al acosado. Elogia sus buenas acciones, lo motivarás para que sean un hábito en su vida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *