¿Qué hago si mi hij@ no quiere besar ni abrazar?

Cuando forzamos a los niños a someterse al afecto no deseado para evitar ofender a un familiar o lastimar los sentimientos de un amigo, les enseñamos que sus cuerpos en realidad no les pertenecen porque tienen que dejar a un lado sus propios sentimientos sobre lo que se siente bien para ellos. Entonces, ¿Qué hago si mi hij@ no quiere besar ni abrazar?

Que tu hijo decida a quién quiere besar, es muy sano para él: marca sus propios límites y eso le protege de ser invadido en su espacio íntimo. Su necesidad antes de besar por besar, es sentirse valorado y respetado por como es él. Cuando esto suceda se producirá el acercamiento que tanto estás deseando y con las personas que decida.

Contacto íntimo

Besar es un contacto muy íntimo que, generalmente con los niños, frivolizamos mucho.
Pedimos a los niños pequeños que besen a todo el mundo, conocido o no y también que se dejen besar por los que nosotros decimos. Debemos tener claro que con ello estamos invadiendo su espacio íntimo, y no les estamos enseñando a protegerse y a marcar sus límites en cuanto al contacto íntimo.

Ellos deben decidir sobre quien quiere que les toque, les bese, a quien quieren besar y nosotros enseñarles que es algo que les pertenece y les protege y que nosotros lo respetaremos.

Tal vez durante este tiempo, tu le has ido mostrando a tu hijo tu propio rechazo sobre su decisión de no besar ni ser besado. Y puede que le hayas ido presionando sin quererlo hacer de forma consciente, y ante tu actitud tu hijo se ha ido cerrando más al contacto íntimo.

Valora su forma de ser

Mi propuesta es que de ahora en adelante le muestres tu respeto por su forma de ser: tu hijo sabe protegerse, marcar sus propios límites, decidir con quien quiere un contacto más cercano y con quien no, sabe escoger y sabe lo que quiere. Ello es una virtud que necesita ser reconocida por sus padres.

Dile que necesitas darle besos y que te bese, pero que eso es tu necesidad, es decir, que es lo que tu quieres  y necesitas y que si él no quiere lo vas a respetar.

Debe entender que tú lo amas tal y como es y tu debes aprender a respetar a tu hijo. Si lo haces de corazón se producirá el acercamiento que estás esperando, pero a su tiempo.

Ni un beso a la fuerza

El mensaje debería ser “besa a quien quieras y cuando tu quieras”.
Puedes decir “No beso” y “no quiero que me beses” cuando lo necesites y los demás debemos respetarlo.

Como profesional, y teniendo en cuenta la cantidad de abuso infantil que avanza con sutileza es mi obligación trasmitir a todos los niños y a sus padres una idea sencilla pero con un gran valor educativo y preventivo “NI UN BESO A LA FUERZA”.
Tu hijo sabe decir NO, solo te falta a ti valorarlo y no entenderlo como un rechazo.

¿Qué hago si mi hij@ no quiere besar ni abrazar? Clic para tuitear

Acércate a tu hijo

Te recomiendo ejercites otras formas de acercarte a tu hijo, creando juegos, hablando sobre lo que tú sientes y él siente, cómo lo valoras, respetas y quieres; manualidades, dibujos. Dibújale besos de diferentes colores, lanzale besos a distancia, regalale besos de diferentes maneras.

Los niños pueden dejar de dar besos en alguna etapa de su crecimiento y obedece, por lo general, a que responden de forma afectiva cuando ellos deciden, y no como reflejo de una imposición o una costumbre.
Hay que saber por qué, de repente, surge este comportamiento. El rechazo del pequeño a dar besos puede ser una reacción ante diversos factores: que al niño no le guste la persona (por detalles tan simples como: su olor corporal, que pinche su barba o que tenga un semblante serio); que lo utilice como un recurso para llamar la atención; que lo emplee como un «castigo» contra sus padres o familiares si estos no le han respondido como esperaba en alguna de sus demandas o simplemente se trate de un rasgo de timidez o vergüenza.

No te preocupes y sé consciente de que lo mejor es no insistir al pequeño y que la espontaneidad y la naturalidad serán las mejores armas que puedan utilizar los padres. No te sientas incómodo porque los demás puedan pensar que no saludar con un beso puede es un signo de mala educación.

Ya no debes alarmarte si tu hijo se niega a dar un beso Clic para tuitear

Recuerda siempre estos tips

—No obligar
—Ten una comunicación abierta y sincera con tus hijos
—Autoridad y cercanía es la mezcla perfecta para educar a los niños.
—Mostrarles apoyo y confianza para aportarles seguridad a la hora de afrontar sus propias emociones.
—Deja de darle demasiada importancia y actuar con naturalidad.
—Ya no debes alarmarte si tu hijo se niega a dar un beso o abrazo a otra persona.
—No le castigues ni le manipules si se niega a besar o abrazar. Evita las frases “si no me das un beso me voy a poner muy triste”, “si no me das un beso es que no me quieres”, “me voy a poner a llorar si no me besas”, “dale un beso a tu abuela o se enfadará mucho contigo”

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *