La mayoría de padres evitan hablar con los hijos sobre la muerte, les asusta no proteger a sus hijos del tema de que la vida llegue a su fin. Sin embargo, tarde o temprano los niños empiezan a tener preguntas y dudas o han escuchado hablar a sus compañeros sobre ello… y ya no podemos dilatar más el momento de hablar sobre este tema, a veces tabú.

Lo mejor es hablar con los hijos sobre la muerte desde que son pequeños, tratar el tema con naturalidad, sinceridad y adecuando la conversación a su edad. Pero muchos de vosotros os preguntaréis: ¿Cómo le explico lo inexplicable? ¿Le haré daño? ¿Será capaz de entenderlo?

Debemos saber que los niños tienen contacto con la muerte constantemente y se hacen sus propias ideas sobre ello. Por ejemplo, en un videojuego cuando el personaje muere, en los cuentos, en los dibujos animados, etc. Debemos hacerles entender que la muerte forma parte de la vida e intentar que comprendan lo que ello conlleva y cuáles son nuestros rituales tras la muerte.

¿Quieres saber cuáles son las claves para hablar con los hijos sobre la muerte? ¡Sigue leyendo!

  1. Lo primordial es tratar el tema con naturalidad y sinceridad. Podemos abordar el tema de la muerte cuando lo vemos en los dibujos animados o cuando encontramos un insecto sin vida en el campo, es mejor que el tema surja a forzarlo. También hay que tener en cuenta que contarles mentiras o utilizar ciertas metáforas solo servirá para confundirles. Los niños toman las cosas al pie de la letra y es mejor decir “yo tampoco lo sé” que una mentir.
  2. Ten en cuenta la etapa de desarrollo en que se encuentra y su edad. En sus primeros años de edad pensará que la muerte es algo reversible, más tarde se preocupará por la muerte de los seres queridos y comenzará a hacer preguntas, y en su etapa preadolescente empezará a ser consciente de que la muerte es algo irreversible y definitivo.
  3. Paciencia y atención. Es posible que tras tratar el tema se den la vuelta y vuelvan a sus rutinas o actividades, pero seguro que en algún momento vuelven con más dudas o sacan el tema para volver a abordarlo. Debemos estar preparados para sus preguntas y observar sus reacciones. Según estas reacciones veremos si necesitan más información o les tenemos que volver a explicar algún concepto.
  4. Tranquiliza sus inquietudes y miedos. Es normal que a cierta edad se preocupen por la muerte de sus seres queridos o de sus padres y tengan miedo a la soledad, en ese momento hay que hacerles entender que en caso de que eso llegara a suceder no se quedarán solos.
  5. Muéstrales tus sentimientos. Ante la pérdida de un ser querido debemos ser capaces de mostrar nuestra tristeza, rabia, ira y darles ejemplo de cómo gestionar dichas emociones de pérdida y dolor, además debemos permitir también que ellos muestren los suyos.

Los libros son una herramienta muy buena en estos casos, los cuentos pueden ayudarles a comprender la complejidad de la muerte, con palabras adecuadas a su edad e imágenes que les ayuden a ordenar las ideas.

Si tras todas estas claves tus hijos siguen teniendo problemas con la muerte y les supone un duelo, lo mejor es acudir a un centro de psicología para ayudarles a comprender y que no suponga un problema en su desarrollo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× WhatsApp