Cada vez es mayor el uso de las nuevas tecnologías a edades más tempranas, lo que conlleva el acceso a una variedad de información infinita. Esto propicia el uso y consumo de pornografía, que, según estudios, reduce su edad de inicio a los 11 años.

A veces, llegan a estos contenidos sin buscarlos, ya que, al emplear ciertas páginas web, saltan pop-ups o ventanas emergentes con contenido erótico explícito, con pornografía, anuncios… En otras ocasiones, la búsqueda es por interés propio, por goce y disfrute, por querer aprender o simplemente porque lo hace el grupo de iguales.

Sea como fuere, Internet está plagado, por lo que es casi inevitable que el usuario/a no se haya encontrado con esto incluso en la infancia, aunque algunas familias consideren que su hijo/a no lo busca ni lo ha visto por la edad. Lo mejor para evitar o prevenir el contacto tan continuo y su “educación” a través de la pornografía, es apostar por una educación afectivo-sexual tanto en la escuela como en casa, dialogando sobre el sexo y otros temas considerados como tabú, desmitificándolos y aportando visibilidad y normalidad. También, formar e informar sobre el uso de las nuevas tecnologías, para desarrollar en el individuo una capacidad crítica que les permita determinar qué contenido es adecuado y cuál no.

Su influencia en la preadolescencia y la adolescencia

El uso y consumo del porno, sin una educación eficaz como base, puede comportar en la persona consecuencias negativas, entre las que se destacan una visión irreal y distorsionada del sexo, además de un incremento de actitudes poco igualitarias en las relaciones.

“Aprender” de las experiencias sexuales que se presentan en la pornografía, puede traer consigo frustración para quienes luego tratan de llevarlo a la práctica, incluso disfunciones sexuales o la pérdida del deseo.

En exceso, también puede influir en otros ámbitos de su vida diaria, como la concentración, la regulación emocional, la autoestima…

¿Qué hago si pillo a mi hijo/a o escolar viendo pornografía?

Con todo lo dicho, ¿qué ocurre si un día encontramos a nuestro hijo o hija o al alumnado con el móvil en la mano o un ordenador viendo porno? Aquí os dejamos una serie de consejos:

  1. Guardar la calma. Lo mejor que podemos hacer en ese momento es tomar cierta distancia para pensar y retomar el tema más tarde. Generalmente, pillar a tu hijo/a o estudiante viendo pornografía genera vergüenza y nos altera, tanto a nosotros/as como a ellos/as, por lo que es preferible hablar después.

  2. Relativizar. Pueden existir miles de argumentos por los que estaba viendo eso: tiene interés o curiosidad y no sabe dónde buscar; le ha salido sin querer mientras visitaba otras páginas web; por presión del grupo (amistades de clase, del vecindario…); etc. Lo más importante es tratar de no investigar y preguntar sobre cómo ha llegado hasta ahí. Debemos reflexionar con calma sobre lo que hemos visto para luego tratarlo con él o ella.

  3. Hablar sobre el tema. En una conversación a solas, sin reproches, preguntas o acusaciones, debemos abordar el tema, indicándole que nos ha incomodado que estuviese viendo porno. Debemos tratar de conseguir que en ningún momento se sienta cuestionado/a, sino con posibilidades de abordar el tema abiertamente, con cercanía y disponibilidad. Es muy importante que entienda que la pornografía no tiene nada que ver con la vida real y que no va a poder aprender sobre la sexualidad.

  4. Mostrar cercanía y disponibilidad. Atiéndele, escúchale e interésate sobre las inquietudes que tiene. Ofrece tu ayuda y experiencias en cualquier momento, hable o no sobre lo que siente. El sexo debe dejar de ser un tema tabú, mostrando iniciativa, ofreciéndole recursos, libros o páginas web de referencia, además de la propia experiencia, todo adaptado a su edad.

Se trata de utilizar esta situación “incómoda” para ambas partes en beneficio de la familia o docente, tratando de desarrollar una adecuada educación sexual, que debe ser fomentada desde edades tempranas. En Equipo Nerea López estamos para analizar y abordar cualquier caso, teniendo experiencia en el trato con jóvenes. Contáctanos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× WhatsApp