¡Por fin ha llegado el verano y las vacaciones de los más peques de casa! Es momento de descansar y recargar pilas para el curso que viene; de visitar y disfrutar de la familia y amistades que, durante el invierno, no podemos ver tan asiduamente; y de divertirse, sin límites, del calor, de la piscina y de los helados que calman las cálidas temperaturas propias de esta época.

En este momento, es cuando algunas familias preguntan en la consulta ¿y ahora qué hacemos con tanto tiempo libre que tienen? ¿cómo lo podemos hacer para dejar que se diviertan y, al mismo tiempo, seguir estimulando su desarrollo? Es por esta razón, por la que os vamos a plantear una serie de recomendaciones que pueden ser útiles para salir airosos de estas vacaciones que se acercan.

  • Establece una rutina. Fija una hora aproximada para levantarse de continuo, para hacer algunas tareas, ir a la playa o a la piscina… pero sin perder la improvisación propia de esta época. Esto les ayudará a mantener una estructura y organizarse, aportándoles mayor seguridad y estabilidad, además de crear un buen ambiente, en el que es más fácil evitar o solucionar posibles problemas de conducta.
  • Haz actividades y juegos creativos con los que trabajar todos los contenidos que han estado desarrollando durante el curso, incidiendo, sobre todo, en la lectura, conjunta o individual, de al menos 10 minutos; en el repaso de algunos conceptos matemáticos o la realización de cálculo; en los dictados y en el repaso de aquellos idiomas que se estén estudiando en el cole. También puedes plantearle retos con los que potenciar el uso de la lógica y la reflexión.
  • De esta manera, se propiciará el estudio y la práctica de los aprendizajes adquiridos, pero se hará de una forma divertida y dinámica, que les resultará atractiva y unirá los lazos afectivos familiares.
  • En el caso de haber suspendido alguna asignatura, es recomendable repasar, cada día, 45 minutos aproximadamente, pero dejándoles disfrutar de dos o tres semanas de tiempo libre tras terminar el colegio. Esto les hará que desconecten y se relajen, cogiendo con más motivación los estudios y contenidos que les vayamos a presentar.
  • Programa un uso limitado de pantallas. Esto es lo más difícil de esta época, pero les beneficiará enormemente. No se trata de quitárselas por completo, pero sí reducir poco a poco su uso, ya que puede conllevar enfados y la retirada permanente de estos aparatos (tablet, móvil y tecnologías varias). Para ello, es importante establecer con antelación cuándo y cómo pueden utilizarlas, siendo fundamental su implicación en el acuerdo, para que sea justo para ambas partes. Dependiendo de la edad, estableceremos un horario u otro, aunque suele ser recomendable una hora por la mañana y dos por la tarde, englobando el uso del móvil, la tablet y la consola.
  • Disfrutar y desconectar. Sabemos lo duro que ha sido, tanto para los peques como para los adultos, este curso. Por esta razón, emplead el tiempo para conectar entre la familia, conversar y pasar ratos de calidad juntos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× WhatsApp